Hoy es un buen día para compartir en presencia de Dios

Quiero tomar un tiempo para compartir lo que Dios ha hecho en este hermoso año que pasó. Para los que siguen el blog desde el comienzo, sabrán que hace exactamente un año hice mi primer publicación. Y no tenía idea de lo que Dios quería hacer a través de mí.

Como he mencionado antes, durante mucho tiempo me resistí a la idea de comenzar a escribir pensando que nadie leería lo que escribiera. Pero luego me di cuenta que Dios no quería que fuera una gran escritora, ni que tuviese mil seguidores, él solo me pedía que compartiera lo que él estaba haciendo en mí. Y así fue que comenzó el blog.

Filipenses 2:13 dice: “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”

Doy gracias a Dios porque me dio un gran ministerio a través del blog. Comunicándome con muchas personas que se encuentran en situaciones semejantes a las que yo pasé. Que hoy pueden ser animadas y consoladas por medio de la Palabra de Dios, y a las cuales puedo apoyar en oración y ser parte de sus vidas.

Como dice el apóstol Pablo en 1 Timoteo 1:12, “ Le doy gracias a nuestro Señor Jesucristo, porque ha confiado en mí y me ha dado fuerzas para trabajar por él.”

Nunca pensé que llegaría a tener más de 400 seguidores en el blog, y más de mil visitas en este año. Pero la gloria es toda del Señor, que se glorifica a sí mismo por medio de lo que hizo, hace y hará; y por el cumplimiento de su Palabra.

Quiero compartirles que actualmente sigo sin sentir dolor en mi pierna. Los médicos no saben que sucedió con la quemadura química que había dañado un 70% del nervio ciático. Uno de ellos dijo, “tenemos pruebas suficientes (estudios médicos) como para pensar que existió un error. Ese daño era permanente e irrecuperable. Solo Dios pudo hacer algo así”. Y a mí no me cabe la menor duda. Cada día la pierna se fortalece más. Ya no uso silla de ruedas y desde la semana pasada he dejado de usar el bastón también. Actualmente continuo tomando medicamentos que los médicos consideran que no puedo dejar, y llevará un año hacer todos los ajustes para quitarlos por completo. También para entonces evaluarán si es posible quitar el neufoestimulador medular que tengo implantado. Pues desde el 21 de septiembre de 2015 no lo he vuelto a prender.

Dios obra de maneras asombrosas que no podemos comprender.

“Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder! Todos los que pertenecemos a la iglesia de Cristo, debemos alabarlo por siempre. Amén.”

Efesios 3:20 -21

Todavía sigo padeciendo de algunas infecciones urinarias e intestinales debido a la gran cantidad de medicamentos. Y aunque desde la recuperación de la pierna no he cesado de ver médicos y hacer estudios por estos padecimientos. Estoy realmente gozosa y agradecida a Dios por darme el regalo de la sanidad en mi pierna. Pues ya puedo bañarme, salir de casa, jugar con Nicole, compartir con mi esposo y ayudarle. Como familia estamos gozándonos en el milagro que ha hecho Dios.

Pero el peso que Dios colocó en mi corazón por compartir sus enseñanzas sigue intacto en mi corazón. Es por eso que seguiré escribiendo en el blog. A partir de este mes, con dos publicaciones mensuales. Y con el proyecto concreto de poder publicar el libro “hoy es un buen día para estar en presencia de Dios”, antes de fin de año.

Es por eso que quiero pedirles su apoyo en oración para poder cumplir con estas metas, y que tanto el blog como el libro sean de bendición para quienes lo lean.

Recuerdo que estando en cama, con tanto dolor, le decía al Señor: “Dios mío, sáname. Yo quiero compartir las grandes obras que has hecho en mi vida. Pero cómo si estoy sin poder moverme. Quita el dolor y contaré a todos lo que has hecho”.

Dios hizo su parte, y con su ayuda yo quiero ser un instrumento en sus manos.

Habiendo visto al Señor Jesús resucitado, Marcos 16: 13 dice de los discípulos, “Ellos fueron y lo hicieron saber a los otros”.

Y pienso ¿Cómo callar las grandes maravillas que Dios ha hecho en mi vida?

El siguiente Salmo me encanta pues manifiesta certeramente lo que hay en mi corazón.
Salmo 66:1-2, 9-11,13-14,16 y 20.

“¡Cantemos a Dios con alegría los que habitamos la tierra! ¡Cantemos himnos a Dios y alabemos su grandeza!…

Dios nos ha protegido, nos ha conservado la vida; ¡no nos ha dejado morir!
Tú, Dios mío, nos pusiste a prueba, para ver si éramos fieles.
Nos hiciste caer en la trampa de nuestros enemigos. ¡Cómo nos has hecho sufrir!

Yo me presentaré en tu templo con ofrendas especiales en tu honor,
así te cumpliré mis promesas, las promesas que yo mismo te hice cuando me vi en problemas.

Préstenme atención ustedes, los que adoran a Dios; vengan, que voy a contarles lo que Dios ha hecho por mí.
¡Bendito sea Dios, pues tomó en cuenta mi oración y me demostró su amor!

Te invito a acompañarme en este nuevo año a través del blog, a que si aún no lo has hecho, puedas suscribirse de forma gratuita para recibir por mail cada nueva publicación, y a compartir por medio de las redes sociales el enlace del blog; para que la palabra de Dios llegue a más personas. A fin de que juntos sigamos aprendiendo cada vez más a cerca de nuestro gran Dios.

Si quieres también puedes escribirme de forma privada para estar orando por ti o apoyarte de alguna manera.

Gracias por tu apoyo, oraciones y compañia durante todo este tiempo.

Que el Señor te bendiga ricamemte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s